jueves, 31 de julio de 2014

Zona Técnica FREERIDE - SALTO DE ROCAS





“Después de un parón obligado a la consecución de mis publicaciones  vuelvo de nuevo al trabajo, en este caso sobre un apartado dentro de la modalidad de freeride o esquí fuera de pista para los que quieren avanzar un poco más y comenzar a utilizar los obstáculos naturales para darle más emoción y belleza a su bajada.”




Un Clif es el termino ingles utilizado para denominar el salto de una roca como obstáculo natural junto su utilización como rampa de salto.
El salto de Rocas es una de las situaciones que ofrece a los raiders expertos un plus de emoción en su descenso haciéndolo más acrobático con lo que se llega a una mezcla entre el Freestyle siendo un modo por así llamarlo de hacer freestyle –back country, que hoy en día se está introduciendo tanto en las competiciones de freeride para darle una mayor espectáculo.




Lo primero de todo y fundamental es evaluar bien la forma de la roca, su altura, longitud, la condición de la nieve tanto en la zona de ataque y salida de la misma y la de su recepción, junto a  la inclinación de la pendiente.
Si a raider experto le sirve con un pequeño reconocimiento o simplemente con la observación de la línea que va a elegir en su descenso desde la base del mismo, ya que tiene asimilados los factores que intervienen en este tipo de descensos buscando estos obstáculos naturales siendo incluso capaz de la improvisación instantánea ante diversas situaciones inesperadas en la valoración inicial del descenso.
Se debe iniciar con máxima cautela y también tener una atenta evaluación y una buena preparación tanto mental como física.
Todo ello debe venir a un entrenamiento previo propio del Freestyle para el correcto dominio de la fase aérea e incluso si queremos ir más allá y aplicar diferentes figuras en el salto. Como todo entrenamiento debemos de saber la progresión de la modalidad y sus métodos de trabajo tanto en la nieve como fuera de ella.


En la ejecución propia del gesto e saltar una roca debemos efectuar una fase que nos permita encontrar la velocidad adecuada, entonces se sigue con la preparación del cuerpo, este se recoge o pliega su tren inferior acercando los pies a la cadera que en si es un visible  y dinámico gesto de cierre del arco inferior del cuerpo hacia el busto.
Debemos prestar gran atención a la posición de las manos, estas estarán adelantadas a la altura de las tibias y adelantadas a ellas de modo que mejora el equilibrio y la posición y con ello la preparación al aterrizaje o recepción. Cuanto mayor sea la pendiente del terreno de recepción con el adelantamiento de nuestro baricentro ayudándonos de las manos, brazos y del busto.
Sucesivamente a la fase aérea donde se tiende a permanecer quieto, si no se realiza ninguna figura, se llega a la preparación de la recepción que se hará con un movimiento de estiramiento del arco inferior del cuerpo que nos ayudará a la absorción y con ello hacer más blando el impacto con el terreno y evitar la pérdida de control


“LA PRÁCTICA DEL FREERIDE ES UNA ACTIVIDAD DE ELAVADO RIESGO QUE NO DEBEMOS TOMAR A LA LIGERA YA QUE NOS PUEDE COSTAR LA VIDA, UNA PREPRACIÓN PREVIA, EL CONOCIMIENTO Y EXAMINACION PROPIA DEL MANTO DE NIEVE, LA CORRECTA EQUIPACIÓN DE SEGURIDAD, ARVA, PALA, SONDA E INCLUSO UNA MOCHILA ARVA Y CONOCER BIEN LA UTILIZACIÓN DE TODAS ESTAS HERRAMIENTAS AUMENTARÁ NUESTRA PROPIA REDUCCION DEL RIESGO”

FUN FACTOR!!