viernes, 28 de febrero de 2014

ZONA TECNICA_PISANDO EL ESQUI (FUERZAS)



Me gusta simplificar la técnica del esquí de tal forma que se entienda y que cuando el esquiador va encontrando lo más sencillo de sentir se haya buscado el camino más fácil en el cual  los movimientos más complicados lleguen casi solos de por si al realizar estos anteriores.

En su día trate el esquí como un movimiento de fuerza hacia delante  desde una correcta posición de centralidad en movimiento (deslizamiento en el caso del esquí) con ello iniciábamos a realizar una mayor toma de cantos de ambos esquís, externo e interno, con una mayor contacto permanente sobre la parte delantera de las botas y con ellos un mejor uso del tobillo y la rodilla.

Hay otra fuerza que influirá mucho en la trayectoria de la curva, el arco que dibujara la misma, ajustes de caga sobre la curva, la mejor absorción de las posibles irregularidades del terreno y que unido a ese movimiento de fuerza hacia delante también nos servirá para tomar una mayor aceleración o no (según la exigencia del momento)  en el transcurso de la curva.

Esta fuerza es la que ya propiamente hacemos hacia la nieve con solo el propio peso del cuerpo, pero de mayor manera es trasmitida por las piernas a las plantas de los pies para realizar una mayor fuerza hacia el centro de la tierra.
Con este gesto estamos realizando una optimización técnica del uso del canto del esquí

Cuando entramos en la curva y notamos que estamos sobre los cantos aplicamos una por así decir extensión vertical de  nuestras piernas hacia el suelo de ambos esquís no solo como se ha tratado en alguna ocasión al hablar de esto sobre el esquí exterior de esta forma nuestro pie encontrara un punto de apoyo y lograremos proyectar la fuerza de nuestra masa corporal hacia la dirección deseada y el inicio de la próxima curva. (movimiento de anticipación)

Podemos decir que este gesto de realizar la fuerza hacia el  “centro de tierra” favorecerá tener un mucho mejor apoyo ya que las piernas estarán algo más alejadas del punto de rotación así aplicando con ello una mayor fuerza centrífuga en la curva.

 “EN EL ESQUI SI UNO QUIERE, PRUEBA, BUSCA…. SIEMPRE, SIEMPRE HABRA UNA MEJORA TÉCNICA EN TODOS LOS NIVELES POR ELLO NO DEBEMOS DEJAR NUNCA DE LADO LA BUSQUEDA DE LA MEJOR APLICACIÓN DE LA TÉCNICA NI COMO PROFESIONALES NI COMO ESQUIADORES, CON ELLO AUMENTAREMOS NUESTROS RECURSOS EN LA ENSEÑANZA Y PODREMOS HACER VER AL ESQUIADOR DE NIVEL ALTO QUE SIEMPRE SE PUEDE PULIR PEQUEÑOS DETALLES QUE AUMENTARAN EL DISFRUTE DE ESTE GRAN DEPORTE”

 BUENA NIEVE!!



jueves, 13 de febrero de 2014

AFINANDO.....


Siempre oriento mucho mis artículos técnicos a lograr la mayor la sensibilidad y sentir y saber que hacemos encima de los esquís por qué entiendo que es así como mejora un esquiador su aprendizaje o su técnica, también es aquí donde va con las horas de esquí  va a encontrar los mejores  recursos para aplicar en todo momento.
En este caso quiero tratar un trabajo muy interesante en el que lograremos comenzar a comprender y sentir cómo funciona el esquí interior y el esquí exterior como el esquí que es un cumulo de movimientos todos juntos  y aplicados de forma progresiva son en parte resultado de aquel movimiento de fuerza hacia delante del que hablé en otro artículo como también trate en la flexión del tobillo y la importancia del esquí interior.

A continuación expongo un trabajo técnico con el que lograremos una disociación entre ambos esquís, un mejor control  y por decirlo una mejor “tracción” dentro de la curva.
Realizaremos un trabajo con una sola  bota abierta (solo los ganchos de la parte de arriba de la misma).


En primer lugar iniciamos con una sola curva al monte en la cual al repetir el ejercicio con la misma bota abierta nos dará una mejor sensibilidad de la flexión del tobillo y de las diferencias de lo que hace el esquí interior del esquí exterior y viceversa.

También según coincida la curva al monte de la bota abierta encontraremos como al flexionar más fácilmente ese tobillo vamos a sentir que el movimiento o las fuerzas que hacen los pies en su parte delantera es diferente.



Cuando la curva al monte se realiza con la bota abierta del esquí exterior conseguiremos sentir un mejor apoyo del mismo sobre el canto y como este avanza progresivamente en toda la curva consiguiendo que no quede atrás como es típico ver.

En cambio veremos cuando la bota abierta corresponde al esquí interior en la curva al monte sentiremos ese mayor apoyo de este esquí que tan importante es y nos daremos cuenta poco a poco de que es el que hace de moderador de la velocidad del exterior y contribuye de forma directa en el radio de curva que queremos hacer.

Sentiremos como los pies actúan en direcciones contrarias las fuerzas las realizamos con los dedos de los mismos pero mientras en el esquí exterior cuando flexiono bien el tobillo realizo un empuje del pie hacia delante cuando lo hago con el interior la fuerza es en mayor o menor medida hacia atrás como si quisiéramos retrasar el esquí en la medida de la velocidad a la que queramos realizar la curva y de cómo vamos a hacer el radio de la misma (TE SUENA TELEMARK)….

Una vez realizados las diferentes curvas al monte en repetidas ocasiones y en pendientes diversas esquiaremos con una sola abierta realizando curvas unidas.




Para buscar aun mayor sensación a este ejercicio le podemos unir el levantar el esquí interno o externo según coincida la bota abierta.

¿POR QUE TENER TRACION A DOS RUEDAS CUANDO LA PODEMOS TENER A LAS CUATRO?


BUENA NIEVE!!